Kombucha vs Jun: ¿Mellizos?

Kombucha vs Jun

Hoy en día es muy importante el consumo de alimentos fermentados ricos en probióticos debido a todos los beneficios que nos aporta a la salud, sobre todo para aquellas personas que son conscientes y promotores de la vida sana, y en ese aspecto llegamos a la comparativa de hoy, kombucha vs jun.

El jun y la kombucha son bebidas probióticas productos de la fermentación del SCOBY, es decir de un grupo de bacterias y levaduras específicas que viven de manera simbiótica que logra metabolizar los sustratos en productos que benefician la microbiota intestinal.

Ambas bebidas tienen muchas características similares e incluso la misma fermentación de la kombucha sirve como iniciador de cultivo para la creación del jun, se puede decir que son como familiares ya que tiene misma relación en cuanto a beneficios en general, proceso de elaboración, bacterias y levaduras.

¿Qué tienen en común el Jun y la kombucha?

El jun y la kombucha tienen en común varias características ya que comparten muchos elementos a la hora de su fabricación, empezando por el SCOBY.

Un SCOBY de jun no es mas que el mismo que se utilizaba para realizar la kombucha, con la salvedad que se ha ido entrenando para utilizar como alimento la miel en vez de la tradicional azúcar refinada.

De lo anterior es fácil concluir que factores como el origen, los probióticos o los metabolitos que contienen son iguales o muy similares, de la misma forma que ambas pueden incluso ser elaboradas con té verde.

Un punto interesante es que las condiciones de fermentación si se modifican, donde curiosamente el jun se adapta mejor a temperaturas un poco más bajas y los tiempos de fermentación también son mas reducidos, pero esto lo hablaremos posteriormente.

Es importante mencionar que su principal diferencia entre las dos bebidas son sus ingredientes principales, el jun es a base de té verde y miel mientras que la kombucha es té verde o negro y azúcar.

¿Cuáles son los beneficios que se obtienen del Jun y la kombucha?

 En la kombucha y el Jun podemos encontrar las siguientes propiedades [1] [2]

  • Fortalece el sistema inmunológico por la presencia de vitamina C.
  • Estimula en el proceso digestivo equilibrando la flora bacteriana intestinal.
  • Son bajas en calorías.
  • Protege al intestino contra infecciones debido a la producción de inmunoglobulinas, acción propia de los probióticos.
  • Antioxidante eliminando los radicales libres.
  • Como tratamiento para la inflamación de garganta y amígdalas por el uso de miel.
  • Estimulante del sistema nervioso por contener cafeína (metilxantina)
  • Diurético por aumentar la tasa de filtración glomerular a nivel renal (propio del té verde).

Contraindicaciones del Jun y la kombucha

La kombucha en general se prohíbe en personas embarazadas y lactantes, debido al contenido de alcohol y cafeína que contiene. No obstante, de igual manera que te mencionamos cuando analizamos su efecto en ciertas enfermedades, no existe evidencia científica que prohíba su consumo en estas personas, por lo que es una simple recomendación general.[3]

En el caso de ciertas enfermedades como el VIH, pacientes que reciben quimioterapia y radioterapia (Inmunosuprimido, su consumo suele contraindicarse, donde la normal general es que si sabes que eres muy afín a contraer enfermedades, se intenta no recomendar kombucha, aun cuando, tiene efectos positivos sobre el sistema inmunológico.[4]

En otras patologías como diabetes por el consumo de miel o alteraciones relacionadas con sobrecrecimiento bacteriano se recomienda un consumo moderado.

Hablando de cándida, puedes revisar nuestro post sobre la kombucha y las infecciones por levaduras.

Dosis recomendada a consumir el Jun y la kombucha

Ambas bebidas por tener el mismo proceso de elaboración y microorganismos la dosis a consumir puede ser la misma.

Si nunca se ha consumido se puede empezar por 100 ml al día, según tolerancia e ir aumentando hasta llegar una ingesta diaria de 120 a 360 ml repartidas con anterioridad a las comidas principales.

En caso de presentar diabetes el consumo puede ser en menor cantidad al día, para no alterar los niveles de glicemia en la sangre por la azúcar añadida a la kombucha.

¿Los probióticos del Jun y de la kombucha son iguales?

La kombucha y el Jun tienen los mismos probióticos por tener los mismos microorganismos tanto en bacterias como en levaduras, e incluso el SCOBY de la kombucha se entrena como iniciador para la preparación del jun.

Diferencias: kombucha vs Jun:

Aquí vamos a generalizar las características de las dos bebidas en vista que ambos productos no tienen mucha diferencias entre sí, a excepción de ciertas características sensoriales como el sabor, y la materia prima.

Origen:

Ambas provienen del continente asiático, exactamente de China.

Materia prima y su preparación:

En la kombucha, la materia prima es el té verde o negro y azúcar

En el Jun, la materia prima es el té verde y miel. [5]

El proceso de elaboración: a este líquido se le agrega un cultivo simbiótico de bacterias y levaduras se le añade azúcar en el caso de la kombucha y miel para el jun. Para su fermentación se coloca en un recipiente de vidrio tapado con un paño que permita la circulación de aire sin dejar que entre polvo o insectos y se deja la mezcla reposando durante una semana o más.

Microorganismos presentes:

En la kombucha y en el Jun, se trata de una colonia simbiótica de distintas especies bacterianas y de levaduras probióticas como son: Acetobacter xylinum, Gluconobacter bluconicum. Y de las levaduras identificada como: Schizosaccharomyces pombe, Schizosaccharomyces cerevisiae, Zygosaccharon bailii, Kloecera apiculata, Brettanomyces bruxellensis, Brettanomyces lambicus, Brettanomyces Custersii, cándida stellata. [6]

Condiciones de fermentación:

La kombucha se fermenta con una temperatura ambiente promedio de 21 a 27°C que requieren durante 7 a 15 días, pero el jun en cambio requiere de un tiempo de fermentación de 5 a 10 días a una temperatura entre 18° a 21°C.

En cuanto a los nutrientes:

En la kombucha y en el Jun, se destaca por su contenido de vitaminas como: B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y B3 (niacina) y altas en vitamina C (ácido ascórbico), aceite esenciales y minerales como magnesio, zinc, fósforo, yodo, polifenoles, flavonoides y xantina (cafeína).

En cuanto a características sensoriales:

En cuanto al sabor, aroma y color.

En cuanto a la kombucha cuando se realiza con té negro, la presencia de tea flavinas que son unos compuestos colorantes producido durante su oxidación le da el color de marrón-rojizo a negro a esta bebida y por su elaboración resulta muy aromática con sabor astringente y más ácido que el jun.

En cuanto al jun por su elaboración con el té verde durante su oxidación le confiere el color verde-amarillento, ligeramente aromática con ligero sabor ácido y más dulce que la kombucha. (3)

En la textura

Ambas por ser bebidas son de textura liquida y algo espumosa.

Aclararemos algunas de las principales diferencias en un cuadro estilo comparativo para que se haga más claro y conciso para los lectores.

CaracterísticasJunKombucha
OrigenChinaChina
Materia primaTé verde y mielTé negro o verde y azúcar
MicroorganismosBacterias y levadurasBacterias y levaduras
Tiempo de fermentación5 a 10 días7 a 15 días
Temperatura de fermentación18 a 21°C21 a 27°C
NutrientesBaja en caloríasBaja en calorías
SaborLigeramente acido y más dulceLigeramente acido y menos dulce
AromaLigeramente avinagradoLigeramente avinagrado
ColorVerde o amarillentoPardo o rojizo
TexturaLíquidaLíquida
ComposiciónLíquidaLíquida
Dosis recomendadaDe 120 a 360 ml diariosDe 120 a 360 ml diarios

Si te ha gustado el post, hay una gran variedad de artículos que pueden ser de tu interés también. Además, estoy constantemente mejorando los artículos con lo último que voy investigando, así que no te pierdas por mucho tiempo y vuelve a revisar el contenido.


Referencias

[1] https://icuap.buap.mx/sites/default/files/revista/2018/03/3E7-PROPIEDADES-CURATIVAS-DE-LA-MIEL-DONE.pdf

[2] https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-el-te-verde-13032231

[3] https://www.cronicascientificas.com/index.php/ediciones/edicion-xi-enero-abril-2019/26-ediciones/234-infeccion-por-bacterias-del-genero-leuconostoc-un-patogeno-infrecuente

[4] https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-probioticos-salud-X0213932415346390

[5]https://dspace.ucuenca.edu.ec/bitstream/123456789/32676/1/Trabajo%20de%20titulaci%C3%B3n.pdf

[6] https://www.cronicascientificas.com/index.php/ediciones/edicion-xi-enero-abril-2019/26-ediciones/234-infeccion-por-bacterias-del-genero-leuconostoc-un-patogeno-infrecuente

Deja un comentario