20 Posibles Beneficios de la Kombucha

Beneficios de la kombucha

La mayoría de los consumidores afirman que la kombucha tiene efectos beneficiosos para la salud humana, siendo considerado como un remedio para casi cualquier dolencia o enfermedad, pero la realidad es que muchos de estas afirmaciones carecen de fundamento científico que puedan probar sus beneficios en humanos.

A pesar de esto, la kombucha sigue siendo utilizada por aquellos que aspiran obtener estos beneficios, donde algunos de estos han sido corroborados en pruebas de laboratorio o estudios con animales confirmando mejoras en la salud y en el alivio de algunas patologías dirigidas problemas digestivos, inmunosupresores, metabólicos, entre otros.

Lo que si tengo que informar antes de comenzar a describir uno a uno los posibles beneficios de la kombucha, es que la literatura científica probada en humanos es escasa, y que la gran parte de los beneficios se infieren en base a las pruebas realizadas en roedores, gallinas o perros, además de estudios in vitro.

Propiedades antioxidantes

La kombucha posee una gran cantidad de antioxidantes capaces de eliminar una variedad de radicales libres como el DPPH, radicales hidroxilos y radicales superóxidos contribuyendo a reducir el estrés oxidativo en el organismo, e indirectamente prevenir el desarrollo de enfermedades asociadas a este proceso.

Para comprobar esto se realizó una prueba utilizando varias bebidas de kombucha preparadas con diferentes tipos de té con el objetivo de verificar su capacidad para eliminar radicales libres, todo esto se realizó siguiendo un proceso de fermentación de 90 horas.

En otro tipo de pruebas se usó el mismo tipo té, pero se inocularon diferentes cultivos iniciadores en cada kombucha mientras se dejaba fermentar durante de 10 días a 28ºC.

A partir de esta y otras pruebas con procedimiento similares se confirmó no solo su capacidad antioxidante, también que tan potente puede ser esta dependiendo del té o ingredientes usados.

Se comprobó que aspectos como la temperatura, tiempo, cultivo y el té utilizado pueden generar diferentes resultados en cuanto a la concentración de antioxidantes, además de otras sustancias que puedan apoyar sus efectos antioxidantes como algunos ácidos orgánicos y la vitamina C.

En este caso solo se sugiere que pueden manifestarse esos efectos antioxidantes en humanos. [1] [2]

Otras sustancias que contrarrestan el estrés oxidativo

La kombucha presenta otros componentes que intervienen contra el estrés oxidativo, siendo los principales la vitamina C, el ácido glucurónico (GlcUA) y el ácido D-sacárico-1,4-lactona (DLS).

El GlcUA prologa el tiempo de permanencia de los polifenoles en el organismo logrando un mayor efecto antioxidante, además de permitirles una mayor biodisponibilidad y ser un precursor para la producción de vitamina C.

En cuanto al DLS, presenta propiedades antioxidantes y desintoxicantes siendo producidas por las bacterias acido lácticas de la bebida llegando a un pico de producción al 8vo día de fermentación.

Estas sustancias fueron observadas en estudios sobre la composición de la kombucha, y a pesar de que se conocen sus beneficios en el organismo humano, no se puede asegurar que al ser consumidos a través de la kombucha pueda generar esos efectos. Se necesitan estudios detallados sobre esto.  [1] [2] [3]

Capacidad para desintoxicar el cuerpo

La kombucha puede tener un efecto desintoxicante debido a la presencia de ácido glucurónico, permitiéndole eliminar contaminantes, metales pesados y tóxicos del organismo. Esto ocurre porque el GlcUA es capaz de unirse a las moléculas para incrementar su excreción del organismo a través de los riñones o intestino.

Se cree incluso que podría prevenir el desarrollo de ciertas enfermedades ocasionadas por la acumulación de toxinas como la gota, el reumatismo, la artritis, los cálculos renales, etc. Aun así, existe debate sobre la presencia del GlcUA en la kombucha y su capacidad para unirse a las toxinas luego del consumo de la bebida. (Ver nuestro artículo sobre la kombucha y la gota)

A pesar de que se confirmó su capacidad para mejorar el proceso de desintoxicación todavía se desconoce cómo actúa en este y si es el GlcUA el que participa o alguna otra sustancia derivada, precursora o similar a esta.

No hay estudios concluyentes sobre esto, pero se considera que entre más se investigue sobre esto se podrá discernir que ejerce esos efectos y probablemente, verificar si pueden ocurrir en humanos. [4]

Posible efecto contra el cáncer

La mayoría de estos argumentos sobre sus beneficios contra el cáncer son solo afirmaciones de consumidores que creen haber encontrado una terapia eficaz para aliviar la enfermedad debido a que perciben una mejora en los síntomas.

Se realizaron estudios para verificar estos posibles efectos mediante pruebas de laboratorio y estudios epidemiológicos. [3]

Estudios donde se observan

En un estudio poblacional realizada en rusia en 1951 investigaron la actividad antiproliferativa de la kombucha preparada con té negro o té de ajedrea de invierno. Se utilizó en células de carcinoma de cuello uterino, adenocarcinoma de colon y adenocarcinoma de mama donde se comprobó una disminución de la reproducción de células cancerosas.

En otro estudio se observó una disminución de la supervivencia de células cancerígenas en el cáncer de próstata, demostrando el posible potencial de la kombucha para inhibir la angiogénesis durante el desarrollo de tejido canceroso, perjudicando su desarrollo por falta de irrigación (nutrientes). [3]

¿Qué podemos pensar de esto?

A pesar de estos hallazgos, no se puede afirmar que esto también ocurra en el cuerpo humano. Muchos investigadores consideran que los polifenoles del té y sus productos de degradación puedan manifestar efectos antiproliferativos, antimutagénicos, antimetastásico e inducir la muerte de células cancerosas, pero solo se considera como una posibilidad.

Existen estudios de organizaciones rusas que encontraron una relación entre el consumo de kombucha y la resistencia del cáncer, así como una mejora del sistema inmune, el problema es que estos datos de hace más de una década y no son confirmatorios sobre los efectos de la kombucha sobre el cáncer. [3]

Actividad antibiótica

En la kombucha se producen compuestos antimicrobianos naturales que son capaces de contrarrestar patógenos, principalmente bacterias Gram-positivas y Gram-negativas, lo que ayuda a prolongar la vida útil de la bebida y posiblemente genere un efecto protector en el organismo.

Su contenido en ácidos orgánicos, catequinas y ciertas proteínas que favorecen esta actividad antimicrobiana plantea la posibilidad de que la kombucha ayude a contrarrestar algunas enfermedades causadas por bacterias.

En varios estudios se intentó comprobar estos efectos. En uno se utilizó kombucha normal y kombucha preparada con diferentes plantas medicinales, se cultivaron patógenos en placas para luego adicionar un poco de la bebida fermentada mientras se vigilaba todo el proceso.

Si bien no es confirmatorio sobre sus efectos en humanos, se demostró que su elevada acidez perjudico el crecimiento y viabilidad de las bacterias patógenas usadas para la prueba. [3] [4] [5]

Amplio espectro antimicrobiano

En algunos estudios se observó que la kombucha tradicional tiene una actividad antimicrobiana bastante amplia contra patógenos y pueden potenciarse estos efectos haciendo una infusión con hierbas, siendo incluso capaz de contrarrestar varias especies de cándida.

Se demostró a través de pruebas térmicas que los efectos antimicrobianos de la kombucha no solo se deben a los ácidos orgánicos presentes en la bebida, sino que también se encuentran enzimas, proteínas, sustancias antibióticas y ciertos metabolitos de la fermentación que pueden afectar negativamente el desarrollo de gran variedad de microorganismos.

Es por esta razón que se piensa que la kombucha ayuda con los problemas gastrointestinales, ya que en teoría combaten el crecimiento de bacterias patógenas en nuestro organismo y corrigiendo desbalances. (Ver post sobre la kombucha y las infecciones por levaduras)

Los únicos que no se ven muy afectados son los microorganismos presentes en la bebida que también estimulan la producción de estos compuestos antimicrobianos, a pesar de esto, no se puede considerar como terapia ya que no hay certeza de que genere esos beneficios en humanos, pero existe esa posibilidad.

Beneficios a la salud a través de la flora intestinal

En varios estudios in vitro se ha señalado los posibles efectos a la salud que puede generar la kombucha a través de la flora intestinal humana. La bebida podría ser capaz de corregir la disbiosis intestinal con el aporte de microorganismos beneficiosos, logrando contrarrestar diversas enfermedades relacionadas a este desequilibrio.

También existen diversos estudios con animales, principalmente roedores, investigando sus efectos contra la sepsis microbiana y su relación con la flora intestinal, comprobando que la kombucha puede generar un efecto inmunomodulador junto a una reacción antiinflamatoria que contrarresta la inflamación sistémica debida a la sepsis.

Esto solo se ha comprobado en roedores, pero no descarta la posibilidad de que manifieste beneficios similares en el organismo humano, por eso se incentiva a realizar los mismos análisis y seguimientos en humanos para comprobar si pueden generar también esos efectos. [6] [7]

Los probióticos de la kombucha posiblemente generen beneficios a la salud humana al apoyar el crecimiento de bacterias saludables en el colon ocasionando una mejora en la absorción y digestión de los alimentos.

Estos efectos se relacionan a los beneficios mencionados de la kombucha como aumentar los HDL, reducir los triglicéridos, disminuir la inflamación e inhibir el desarrollo del cáncer y los tumores.

De igual forma se necesitan hacer más estudios en humanos que describan mejor el mecanismo de acción de los microorganismos de la kombucha en la flora microbiana humana y de sus componentes (o los producidos por los microorganismos a nivel de colon) sobre el organismo en su totalidad. [8]

Prevención del daño hepático

Se demostró en estudios con animales que la kombucha puede prevenir la toxicidad hepática causada por diversos contaminantes y que dependiendo de la dosis o forma de preparación su nivel de protección puede variar.

La relación del microbioma intestinal y el hígado puede conllevar al desarrollo de enfermedades hepáticas al ser una vía de exposición a los contaminantes provenientes de colon, y muchos de ellos pueden ser producidos por los microorganismos allí presentes en casos de disbiosis microbiana.

Los alimentos que contengan microorganismos con efecto probiótico o prebiótico pueden ser útiles para prevenir enfermedades hepáticas relacionadas a esta disbiosis. Además, su contenido en DLS o especies de gluconobacter ayudan a disminuir daños al hígado causados por el estrés oxidativo. [3] [9]

No hay estudios que confirmen estos efectos en humanos, por ahora solo está comprobado en ratones.

Efecto hepatoprotector

El efecto hepatoprotector de la kombucha también actúa contra la esteatosis hepática de origen alcohólico y no alcohólico (NAFLD), y aunque solo se demostró en ratones, se sugiere por parte de los investigadores que podría generar un efecto entre los pacientes afectados por la NAFLD.

Gracias al ácido glucurónico, podría actuar como un auxiliar de las funciones hepáticas contribuyendo a la eliminación de contaminantes externos y toxinas producidas dentro del organismo (bilirrubina), con esto se puede evitar su acumulación en el organismo que conllevaría al desarrollo de enfermedades. [1]

Solo se comprobó realizando estudios en ratones, y en ellos se observó que la kombucha mejoraba la actividad antioxidante y desintoxicante del hígado, no es seguro que pueda hacer lo mismo en humanos, aunque no se descarta esa posibilidad. [3]

Mejorar el metabolismo general

La kombucha aporta muchos nutrientes que pueden facilitar las funciones orgánicas y del metabolismo.

Las vitaminas del complejo B se encuentran en cantidades suficientes para complementar la dieta, además de ofrecer un elevado contenido en vitamina C que alcanza los 29 mg/L al décimo día de fermentación.

Además, la bebida ofrece una gran variedad de minerales que apoya las funciones normales del organismo, el mantenimiento de los tejidos y estimula el crecimiento. También su contenido en ácidos orgánicos, aparte de su efecto antimicrobiano, puede intervenir a favor del sueño o tener un efecto desintoxicante contra algunas drogas.

Solo se comprobó in vitro estos efectos que podrían mejorar el metabolismo, ya que no se hicieron estudios en humanos que puedan confirmar este hecho. [1]

Prevenir el desarrollo de enfermedades por desequilibrios metabólicos

La kombucha podría limpiar el cuerpo de algunos compuestos originados del metabolismo que en altas concentraciones pueden resultar perjudiciales a la salud, de forma que, sus componentes pueden colaborar en la eliminación de bilirrubina y el exceso de hormonas esteroides, entre otras sustancias.

Gracias a esto puede evitar el desarrollo de ciertas patologías asociadas a la acumulación de estas sustancias en el cuerpo.

También los polifenoles de la bebida que favorecen la eliminación de radicales libres, podrían evitar el desarrollo de enfermedades asociadas al estrés oxidativo como la ECV (enfermedad cardiovascular), cáncer, trastornos neurodegenerativos, etc.

A pesar de confirmarse la presencia de muchos componentes beneficiosos para la salud en la kombucha a través de análisis de laboratorio, no se ha comprobado que pueda generar estos efectos en el cuerpo humano y se desconoce cómo podrían actuar en el organismo, por lo que, se requieren más estudios para comprobar esto. [1]

Prevención en la enfermedad cardiovascular

En estudios con ratones se comprobó que la disminución de algunos lípidos en sangre (LDL, VDL), glucosa plasmática y el aumento de los HDL (lipoproteína de alta densidad) pueden prevenir el desarrollo de alteraciones cardiacas. [10]

En experimentos con conejos se observó efectos positivos contra algunos factores de riesgo como hipercolesterolemia, arteriosclerosis y una disminución del azúcar en sangre, además de presentar niveles de colesterol más bajos. [11]

Además, puede generar en conejos, ratas y roedores un efecto cardio-depresivo, siendo capaz de inducir una disminución de la presión arterial. [12]

No hay estudios que confirmen sus beneficios al corazón humano, aun con esto, algunos científicos lo recomiendan para personas con enfermedades cardiovasculares (también sanas) donde el consumo diario le otorgara efectos profilácticos. [10]

¿Es posible que prevenga el infarto de miocardio?

La kombucha puede tener un efecto preventivo sobre el infarto de miocardio probablemente relacionado a los beneficios de la bebida como reducir el colesterol, glucosa en sangre, triglicéridos, LDL, VLDL y aumento de los HDL.

Se llevo a cabo una investigación con ratones y conejos para conocer los efectos que puede tener la kombucha sobre ciertas causas de problemas cardiacos. Se usaron ratas sanas y otras con infarto de miocardio (IM) las cuales fueron alimentadas con kombucha durante el experimento.

Se les indujo el IM con ISOPROTENEROL ya que los cambios fisiopatológicos tras su administración son comparables a como ocurre en el humano. También se evaluó los efectos cardioprotectores contra varios fármacos usando kombucha.

Se comprobó que la kombucha puede proteger las células cardiacas contra el estrés causado por la ISO, donde sus antioxidantes pueden detener el proceso oxidativo provocado por este y evitar los daños a la membrana celular cardiaca. No se ha probado en humanos, pero se considera podría tener efectos similares. [10]

Alivio de la inflamación y del dolor

La kombucha tiene componentes que generan un efecto analgésico y antiinflamatorio comprobado en estudios con ratones donde se realizaron diferentes pruebas administrando tres dosis de kombucha en cada una.

En base a estos estudios se concluyó que la kombucha presenta efectos analgésicos similares a la morfina (analgésico de acción central), además de un efecto de analgesia periférica. En cuanto a la inflamación se comprobó un efecto antiinflamatorio debido probablemente a su contenido en polifenoles.

No hay nada que confirme esto en humanos, pero su capacidad analgésica y antiinflamatoria podría extrapolarse a nuestro organismo debido a sus componentes que evidentemente manifiestan mejoras en la salud. [13] [14] [15]

Como actúan los polifenoles de la bebida contra la inflamación y el dolor

El estrés oxidativo conlleva a la producción de ciertos componentes que mantienen e incrementan la sensación de dolor en los tejidos, además, este mismo dolor puede potenciar aún más el proceso oxidativo que lo causa.

De esta forma entra en un ciclo que sobrepasa la capacidad interna del cuerpo para regular la formación de estos radicales a través de antioxidantes endógenos.

Consumir alimentos ricos en polifenoles puede ayudar a disminuir el estrés oxidativo, por eso la kombucha puede resultar efectiva dada su alta capacidad antioxidante. También se observó efectos antiinflamatorios y antioxidantes en tejidos pancreáticos, hepático, renal y cardiaco en animales diabéticos.

Una kombucha preparada con hierbas chinas puede intensificar sus efectos contra enfermedades relacionadas a la inflamación, o el uso de corteza y hojas de roble como fuente de polifenoles complementa el efecto antioxidante de la kombucha siendo eficaz contra la inflamación en estudios con células de macrófagos humanos. [14] [16]

Solo se ha confirmado a través de análisis de laboratorio, no hay estudios hechos en humanos.

Ayuda a bajar de peso

Hay estudios que señalan los efectos de consumir kombucha sobre la pérdida de peso, incluso se evaluaron los registros de enfermedades asociadas a la obesidad y su relación con alteraciones de la flora microbiana intestinal en donde la kombucha puede intervenir de forma beneficiosa contra estas. [17]

En estudios con ratones macho se comprobó los efectos de la kombucha para tratar la obesidad y controlar el aumento de peso. La composición microbiológica de la bebida conlleva a la formación de compuestos que intervienen en algunas funciones metabólicas a favor de reducir la obesidad.

La vitamina C y el complejo B de la bebida disminuye los niveles de triglicéridos en sangre mostrando efectos antilipidemicos. También se observó que los alimentos fermentados como la kombucha con una composición microbiana compuesta por lactobacilos tienden a evitar el aumento de peso gracias a la producción de ácidos orgánicos, principalmente ácido láctico. [18]

La flora intestinal y el metabolismo ejercen un papel importante en el desarrollo de la obesidad, en un estudio con ratones se demostró que el mantenimiento del equilibrio microbiano usando kombucha puede prevenir el aumento de peso, además de disminuir la sensación de hambre o apetito. [19] [20]

Es necesario estudios que investiguen sus efectos en humanos, hay una gran posibilidad de que si funcionen.

Proteger contra la diabetes

En estudios con ratones se observó que reduce la hiperglucemia en la diabetes tipo 2 a través de la flora intestinal, gracias a sus componentes metabólicos y aporte de probióticos puede generar un efecto antihiperglucémico.

Por esto, algunos investigadores consideran que la kombucha podría servir como un posible tratamiento dirigido a tratar y prevenir la diabetes, y se cree que puede funcionar como parte de la dieta de pacientes diabéticos. [20]

Aun así, sigue sin haber estudios que investiguen y evalúen la actividad antidiabética de la kombucha en humanos, por lo que, solo se puede tomar estos hallazgos como una posibilidad.

Por su parte, es posible que los polifenoles generen un efecto en contra de la diabetes. Los radicales libres de oxígeno afectan negativamente las células pancreáticas provocando toxicidad y disminuyendo la síntesis y liberación de insulina de estas, por esto, los polifenoles de la kombucha podrían resultar muy útiles.

En otros experimentos se comprobó que la kombucha podría inhibir la actividad de la α-amilasa pancreática, la cual desempeña un papel clave en la digestión de los carbohidratos (azucares) a nivel intestinal incrementando su absorción y por ende sus niveles en sangre.

La inhibición de esta enzima es usada como terapia para el control y prevención de la hiperglucemia postprandial en pacientes diabéticos humanos, por esto, se considera que la kombucha podría funcionar como tratamiento.

Hasta ahora los efectos antidiabéticos de la kombucha solo se han comprobado en ratones. [21] [22] [23]

Regula los niveles de colesterol en sangre

Es posible que la kombucha reduzca la lipasa pancreática que está relacionada con la digestión de las grasas para ser absorbidas luego como ácidos grasos libres, conllevando a la disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre según estudios usando kombucha en ratas diabéticas e in vitro.

Se confirmó que la kombucha mejora los perfiles lipídicos (colesterol total, triglicéridos, LDL, HDL) de los ratones logrando la pérdida de peso, estos efectos pueden ser potenciados si se prepara con uva de mar funcionando como medio para tratar la obesidad y controlar los niveles de lípidos en sangre. [24]

La dislipidemia en humanos y animales provoca un estrés oxidativo que sobrepasa el sistema de defensa antioxidante, lo que puede afectar las funciones hepáticas y renales en ratas diabéticas.

Esto lleva a pensar que la kombucha pueda funcionar como un futuro agente terapéutico contra los problemas de toxicidad hepática y renal asociados a un elevado contenido de triglicéridos en sangre. [21] [22] [23]

Mejorar la salud del cabello

Al parecer algunos componentes y microorganismos presentes en la kombucha pueden ser capaces de estimular su crecimiento, por lo que, se aplicó la bebida tópicamente en el cuero cabelludo en ratones con el objetivo de investigar sus propiedades para el crecimiento del cabello.

Como resultado se observó un mayor densidad y longitud del pelo en los ratones, volviéndose menos quebradizo y más resistente, demostrando la capacidad de la kombucha para estimular el crecimiento del cabello.

En otra prueba se usó kombucha con metilsulfonilmetano, el cual también puede estimular el crecimiento del cabello.

Los efectos de ambos se vieron potenciados sinérgicamente, por lo que, se considera que su combinación podría funcionar como una terapia alternativa y natural para prevenir la caída del cabello, siendo más rentable y con menores efectos secundarios en comparación a otros remedios para el cabello. (ver post sobre la kombucha y la caída de cabello)

No hay estudios que comprueben esto en el cabello humano, pero es probable que logre mejorar la salud y crecimiento de este. [25]

Mejorar la salud de la piel

La kombucha puede tener un efecto que mejore la salud de la piel y ayude en la reparación de heridas de forma efectiva. Se verificó en ratones envejecidos sus beneficios sobre el tegumento, comprobándose que la bebida puede corregir las anomalías cutáneas relacionadas al envejecimiento.

En un estudio se usó té de kombucha en ratones viejos donde se observó un aumento significativo del colágeno en la piel y una mejora de las anomalías del tejido conectivo en la piel envejecida de los ratones. Es posible que pueda servir a futuro como producto cosmético, pero se requieren los estudios pertinentes en humanos que puedan demostrar esto. [26]

La kombucha también puede ser usada para tratar heridas, gracias a sus propiedades antibióticas y desintoxicantes, pero principalmente debido a sus efectos regenerativos en la piel dañada o envejecida, además de recuperar la luminosidad en esta.

Se realizaron pruebas en ratones con lesiones en sus lomos para comprobar estos efectos, y se demostró que la kombucha puede acelerar la curación de una herida abierta y dependiendo de la lesión, estimular nuevamente el crecimiento del cabello. Te dejo el articulo del efecto de la kombucha sobre el acné.

No se ha probado esto en humanos, pero hay una buena posibilidad que genere estos efectos. [27]

Prevenir trastornos neurodegenerativos

También se considera que la kombucha puede prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas por su contenido en aminoácidos, metilxantinas, vitaminas del complejo B y acido ascórbico que son necesarios para mantener un metabolismo normal del sistema nervioso. [13]

Gracias a esto podría evitar la aparición de dolores de cabeza, ansiedad y ataques epilépticos, además de prevenir el desarrollo de trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson o Alzheimer.

Es posible que estas dos enfermedades se puedan prevenir a través de la flora microbiana intestinal en relación con el eje intestino-cerebro, de forma que los probióticos de la bebida puedan ejercer una función positiva en esto. [13] [28] [29]

Esto solo se considera debido a su composición y estudios de laboratorio, es posible que la kombucha pueda ser usada a futuro como estrategia terapéutica en humanos, pero faltan más estudios que puedan confirmar esto. [29]

Aliviar los síntomas de la artritis

En varios estudios se observó que hay una relación entre el microbioma y la artritis reumatoide, donde a través de la estabilidad de la flora microbiana intestinal se puedan aliviar los síntomas de la enfermedad.

Se cree que los probióticos podrían intervenir en el desarrollo de la artritis reumatoide al disminuir los signos de la inflamación en el cuerpo, pero no está del todo confirmado.

Además, podría ser complicado si se administran probióticos mientras se esté medicando con los medicamentos que tratan la artritis. [30]

Aun así, se considera que el consumo de alimentos que contengan microorganismos beneficiosos para el cuerpo como la kombucha podrían resultar útiles como tratamiento. [31]

Aunque no se hayan realizado estudios en humanos para comprobarlo se valida esta posibilidad luego de observar una mejora en ratones afectados.

Mejoramiento del sistema inmune

En pruebas con ratones se usó kombucha para verificar sus efectos en el sistema inmune, y se comprobó que la bebida es capaz de mejorar la inmunidad incluso superando el estado de inmunosupresión que fue inducido en algunos ratones.

Debido a esto se observó una mejora en el peso y del recuento de células del sistema inmune como los glóbulos blancos (linfocitos), macrófagos y células NK que son las encargadas de combatir algunos agentes infecciosos que invaden el cuerpo, además de un posible efecto inmunomodulador. [32]

Hay otro estudio donde se usaron ratones infectados con Salmonella Typhi que fueron alimentados con kombucha de té negro o de cúrcuma, y se demostró que la bebida fue capaz de mejorar la inmunidad innata y adaptativa de los ratones. También que la kombucha preparada con cúrcuma fue quien manifestó el efecto más potente. [33]

No está comprobado en humanos, pero existe la posibilidad de generar efectos similares en el sistema inmune, se necesitan más estudios para confirmar si también puede darse esta mejora.

Previene la enfermedad renal

Se realizaron pruebas en ratas albinas macho para verificar los efectos de la kombucha en la enfermedad renal, y se comprobó que la kombucha puede revertir los cambios patológicos provocados por el estrés oxidativo en los riñones. [34]

También la kombucha puede facilitar la eliminación de contaminantes y tóxicos que pueden acumularse dañando los tejidos renales, gracias a su contenido en ácido acético que es capaz de conjugar estas toxinas para eliminarlas del cuerpo. Se cree que puede ser beneficiosos para pacientes que sufren insuficiencia renal. [35]

Se requieren pruebas en humanos para comprobar sus efectos terapéuticos sobre la insuficiencia renal en personas afectadas, por lo que, no se puede recomendar como tratamiento hasta que no se confirme este hecho.

Puede beber kombucha como terapia si así lo desea, pero debe tener en cuenta los posibles efectos secundarios que pueda traer su consumo debido a la variada composición de la bebida.


[1] https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/19476337.2017.1410499

[2] https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0308814611003074

[3] https://ift.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/1541-4337.12073

[4] https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0963996900000673

[5] https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0023643812000023

[6] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34698580/

[7] https://pubs.rsc.org/en/content/articlelanding/2021/fo/d1fo01839f/unauth

[8] https://www.researchgate.net/profile/Melissa-Abbott-3/publication/341655205_Kombucha_tea’s_antioxidant_properties_influence_healthy_intestinal_bacteria_improving_immune_function_and_other_health_benefits/links/5ecd81b4299bf1c67d201800/Kombucha-teas-antioxidant-properties-influence-healthy-intestinal-bacteria-improving-immune-function-and-other-health-benefits.pdf

[9] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6365329/

[10] https://link.springer.com/article/10.1007/s13197-014-1492-6

[11] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7711297/

[12] https://www.ajol.info/index.php/tjhc/article/view/52794

[13] https://brieflands.com/articles/zjrms-85049.html

[14] https://www.hindawi.com/journals/ecam/2013/790792/

[15] https://mdibl.org/the-science-of-cocktails-kombucha-rita/

[16] https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780128152607000080

[17] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34698580/

[18] https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10408398.2021.1995321

[19] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6365329/

[20] https://www.mdpi.com/2304-8158/11/5/754/htm

[21] https://link.springer.com/article/10.1186/1472-6882-12-63

[22] https://jag.journalagent.com/z4/vi.asp?pdir=ias&un=IAS-73745

[23] https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1756464613001928

[24] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35623818/

[25] https://link.springer.com/article/10.1007/s13596-020-00534-7

[26] https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/jocd.12453

[27] http://tmuj.iautmu.ac.ir/browse.php?a_code=A-10-155-23&slc_lang=en&sid=1

[28] https://scholarworks.unr.edu/handle/11714/7516

[29] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35010895/

[30] https://www.webmd.com/rheumatoid-arthritis/features/kombucha-and-ra

[31] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7696404/

[32] https://www.atlantis-press.com/proceedings/icmcm-16/25866170

[33] https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1878818121002772

[34] https://www.researchgate.net/publication/286361670_Possible_protective_effect_of_Kombucha_Tea_Ferment_on_cadmium_chloride_induced_liver_and_kidney_damage_in_irradiated_rats

[35] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2788564/

Deja un comentario