Tomar Kombucha bajo un Tratamiento de Antibióticos

Tomar Kombucha bajo un Tratamiento de Antibióticos portada

Es de conocimiento popular que al usar antibióticos para combatir enfermedades puede tener ciertos efectos secundarios en nuestro organismo, y creo que como buen amante de la kombucha puedes llegar a cuestionarte su ingesta, lo que nos lleva a este artículo que hemos creado especialmente para solucionar tus dudas.

¿Se posible tomar kombucha si estoy usando antibióticos? No existe una prohibición científica sobre consumir kombucha durante una medicación con antibióticos mientras no sea en la misma ventana de tiempo, ya que los probióticos pueden ser de gran ayuda para mitigar los daños en la flora intestinal que se generan como efecto secundario en el uso de los antibióticos.

Ahora que sabes esto, te vamos a explicar en detalle cómo se fundamenta esta situación de los antibióticos con la kombucha.

¿Ayuda la kombucha en un tratamiento con antibióticos?

Si, la ingesta de kombucha puede tener un impacto positivo cuando estas bajo un tratamiento de antibióticos, e incluso, esto no solo es algo de la kombucha, sino de cualquier otro alimento que contenga probióticos, ya que existen estudios que avalan el consumo de probióticos para prevenir la diarrea en niños debido al uso de antibióticos, por ejemplo.[1] [2]

Entonces alimentos como la kombucha, el kéfir, el kimchi y otros alimentos fermentados son bastante buenos y te ayudarán a disminuir posibles efectos secundarios. En particular, se estima que los probióticos más efectivos, al menos contra la diarrea, son los llamados Lactobacilli y Saccharomyce y el kéfir tiene una gran cantidad de lactobacillus.[3]

¿Cuál es el fundamento de esta ayuda?

Sin entrar en detalles médicos que realmente no es nuestra materia de expertiz, todo comienza con el funcionamiento de los antibióticos en sí, ya que básicamente, lo que hacen los antibióticos es combatir aquellas bacterias que nos están haciendo daño.

El problema es que el antibiótico no es tan inteligente como para reconocer una buena bacteria de una mala presente en el microbioma de nuestra flora, entonces se van provocando desbalances, ya que sin importar la efectividad del antibiótico, las buenas bacteria se ven comprometidas.

En términos simples, es como si el antibiótico fuera destruyendo todas las bacterias que ve a su paso, exagerando un poco las cosas.

Entonces lo que hace la kombucha es reincorporar aquellos probióticos (buenas bacterias) que pueden haber sido destruidos o simplemente verse afectados debido al uso de antibióticos.

Por esta razón, se ha ido generalizando el consumo de probióticos conjunto con un tratamiento de antibióticos para ir reajustando de manera simultánea los desbalances que se puedan producir producto del tratamiento, es más, muchos doctores recomiendan esta práctica.

Además, existen estudios que ciertos probióticos que contiene la kombucha, en particular el Pediococcus es resistente a la acción de una gran gama de antibióticos presentes en el mercado. [4]

¿Puede la Kombucha interferir con los antibióticos?

Si bien no hay estudios científicos relacionados con esta pregunta, tenemos que aplicar un poco de sentido común con toda la información que tenemos.

Ya te dijimos que los antibióticos básicamente matan bacterias, entonces si tomas, por ejemplo, amoxicilina, y luego de tomas un pequeño vaso de kombucha, lo más probable es que los probióticos contenidos en la kombucha sean parcialmente destruidos por la amoxicilina, pero además, van a interferir con la efectividad de la amoxicilina misma.

Es como estar trabajando para un evento importante, y que tus colegas te lleven información que puede ser muy importante, pero que te va distraer de las funciones prioritarias que estas realizando en vista a este gran evento, ¿se entiende verdad?

Entonces la clave, es el momento en el cual consumes kombucha u otro fermentado, ya que si consumes cualquier probiótico a la vez que tomas un antibiótico, la acción de este ultimo se va a ver comprometida.

¿Cuándo puedo tomar kombucha en un tratamiento con antibióticos?

Para responder a esta pregunta, tenemos que tener en cuenta lo que hemos ido aprendiendo en los párrafos anteriores.

Ya te hemos mostrado el funcionamiento de los antibióticos, y los estudios que respaldan el uso de alimentos fermentados para reponer posibles desbalances en el microbioma intestinal. Por lo tanto, luego de finalizado el tratamiento, es totalmente recomendado consumir kombucha.

¿Pero que pasa en el tratamiento mismo? Lo lógica sigue siendo la misma, tienes que interferir lo menos posible en el funcionamiento de los antibióticos, es decir, moléstalo cuando no esté trabajando.

Puedes consumir kombucha en un tratamiento con antibióticos siempre y cuando ambos no se consuman a la vez. Espera a que los antibióticos se hayan metabolizado completamente para consumir de forma eficiente cualquier tipo de probiótico, incluidos los presentes en la kombucha.

Si tomaste una dosis de antibióticos por la mañana, espera hasta mediodía para que puedas consumir de forma segura tu rica kombucha, teniendo la certeza de que no están interfiriendo de ninguna manera en el tratamiento.

¿Cuál es la moraleja de esto? No consumas los antibióticos junto con la kombucha, sino que debes realizar una pausa para poder consumir ambos.

¿La kombucha contiene o es un antibiótico?

La kombucha ha demostrado en ensayos de laboratorio (in vitro) una inhibición en el crecimiento de varias bacterias que se consideran patógenas, y a esto se le conoce como unas de las propiedades antimicrobianas de la kombucha. [5]

Las bacterias en general están en una constante lucha por la sobrevivencia, y por ello, compiten por la colonización de lugares que puedan asegurar esta lucha por vivir, y el ácido acético es responsable de este efecto inhibidor, ya que genera un entorno no confortable para cierto tipo de bacterias patógenas.

Por esta razón, se le atribuye a la kombucha una actividad antibiótica, pero que dista totalmente del funcionamiento de un fármaco, por eso, la kombucha no puede reemplazar un tratamiento de antibióticos, aunque tenga propiedades.

¿Cuál es el mejor momento para tomar los probióticos?

En este escenario de un tratamiento con antibióticos, el mejor momento para consumir los probióticos es exactamente desde el día uno de tu tratamiento, y continuar su ingesta una vez que el tratamiento se haya finalizado, lo cual, es lógico basados en la información previa que te hemos proporcionado.

Se recomienda comenzar con el tratamiento de antibióticos para luego de un par de horas consumir suplementos o probióticos naturales, para no interferir con el trabajo de los antibióticos, y para evitar que los probióticos sean destruidos al poco de haber sido consumidos.

Además, y hablando particularmente de la kombucha, debes tener en cuenta de que esta tiene un leve porcentaje de alcohol, y es de conocimiento popular que mezclar alcohol con antibióticos es algo que no se debe hacer en ninguna circunstancia.

Hay una cosa eso si que debes tener en claro, si bien en tu flora intestinal existen una gran cantidad de bacterias que puede llegar a ser destruidas por la acción de los antibióticos, también es importantes mantener las “buenas bacterias” saludables, y para ello debes consumir alimentos ricos en fibra y prebióticos, pero eso es harina de otro costal de lo cual estaremos hablando próximamente.

Espero te haya este artículo sobre el consumo de kombucha bajo un tratamiento de antibióticos, quedas cordialmente invitado a seguir indagando sobre todo los beneficios de la kombucha y los alimentos fermentados.


[1] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26756877/

[2] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4273129/

[3] https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/1471-0307.12664

[4] https://www.mdpi.com/2304-8158/9/12/1780/htm

[5] https://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/jf991333m

Deja un comentario