El Kéfir de leche y su Relación con las Alergias

El Kéfir de leche y su Relación con las Alergias

En los últimos años, los productos fermentados han ido ganando espacio en el manejo de una buena calidad de vida, y es que la evidencia científica ha mostrado una relación bastante estrecha entre la microbiota y la calidad de vida.

Evidentemente, uno de estos alimentos fermentados es el kéfir de leche, que en el día lo analizaremos frente a los cuadros alérgicos para ver si realmente puede tener un impacto en la salud.

En estricto rigor, la evidencia científica en seres humanos respecto al kéfir y las alergias es bastante escasa, no obstante, según modelos en animales hemos podido observar que se propone al kéfir como un alimento potencial para tratar los problemas alérgicos mediante su contribución al equilibrio de la flora intestinal.

Así que si quieres saber más sobre el kéfir de leche y su relación con las alergías, tenemos toda una guía a continuación.

Relación entre los intestinos, el sistema inmune y las alergias

El sistema inmunitario intestinal constituye la parte más extensa y compleja del sistema inmunitario, es un excelente identificador de microorganismos invasores y de sustancias extrañas sean físicas o químicas e incluso procedente de los alimentos. 

Cualquiera de estos agentes mencionados va a ser rechazado por el sistema inmune intestinal activando su barrera de defensa y liberando anticuerpos e inmunoglobulinas como el IgE. [1]

Esta barrera intestinal está integrada por diversos elementos como enzimas digestivas pancreáticas, epitelio intestinal, y las bacterias que constituye la flora intestinal y se encuentra en la mucosa del intestino delgado, es decir, que cualquier sustancia extraña, también llamada antígeno, cuando llega a esta zona del abdomen puede ser rechazado por el sistema inmune desencadenando una serie de respuestas inflamatorias por todo el organismo.

Cuando hay una alteración de la flora intestinal, el cuerpo no va a ser capaz de cumplir con sus primeras líneas de defensas frente a un antígeno toxico esto va a ocasionar que otros tipos de células como los linfocitos T (anticuerpos) y sus subtipos de linfocitos especialmente los Th2 ataquen a estos antígenos desarrollando distintas reacciones alérgicas por todo el organismo. [1]

Existe una hipótesis orientada a las sociedades occidentales donde se sugiere que hay un aumento de casos cada vez mayor a atopias (eczema, asma, rinitis, alergias alimentarias, entre otras), enfermedades inflamatorias intestinales y trastornos autoinmunes (esclerosis múltiples, diabetes mellitus tipo I) desencadenado por no tener una flora intestinal bien desarrollada. [1]

El lactobacillus Kefiranofaciens del kéfir de leche, ha demostrado según varios ensayos clínicos tener un papel importante en las distintas alergias como efecto antialérgico disminuyendo la cantidad de inmunoglobulinas IgE y los linfocitos mediadores en las reacciones alérgicas como son los linfocitos T de subtipo Th2. [2]

Otro aspecto que ya se conoce del kéfir de leche es su propiedad de reestablecer la flora intestinal y así ayudar a colonizar las bacterias sanas en la flora para fortalecerlo, esto también va ayudar a prevenir las reacciones alérgicas.

A continuación, vamos a ir desglosando de forma más detallada la relación que hay en cuanto al consumo del kéfir de leche y su efecto en las alergias.

¿El consumo de kéfir de leche puede ayudar a mejorar los síntomas de la alergia?    

El consumo de kéfir de leche te podría ayudar aliviar los síntomas de la alergia, incluso hay estudios in vivo (en roedores) con ensayo clínico del uso oral de la bacteria lactobacillus Kefiranofaciens de los gránulos de kéfir con resultados positivo en cuanto a la disminución de los anticuerpos e inmunoglobulinas que se encuentran activadas durante un proceso alérgico, es decir, que se reduce el proceso inflamatorio del cuerpo.

El kéfir de leche al tener la posibilidad de lograr reducir el proceso inflamatorio disminuye síntomas como erupciones de piel, picor, la rinitis alérgica hasta pudiera prevenir síntomas de procesos asmático como dificultad respiratoria entre otros.

Sin embargo, todavía se están realizando estudios para conocer con más certeza si el asma bronquial pudiera prevenirse con el kéfir, del resto de los procesos alérgicos existen mas estudios en donde sugiere que consumir este producto hay mayor potencial de equilibrar el sistema inmune y por ende disminuir los procesos inflamatorio.2

Tanto el tubo digestivo como la microflora intestinal son interdependientes y su equilibrio entre ambos condiciona mantener un ambiente interno estable y relativamente constante, pero cuando la flora intestinal sufre daños, el sistema inmunitario se ve comprometido a través de la disminución de los linfocitos T reguladores provocando una cascada de producción de interleucinas (IL) inflamatoria.

El kéfir de leche contiene los microorganismos esenciales como para colonizar el tracto digestivo de bacterias sanas que van ayudar a equilibrar en cuanto a cantidad y calidad de bacterias buenas en la mucosa digestiva logrando mantener un ambiente optimo con un pH ideal para neutralizar en primera instancia bacterias nocivas o sustancias extrañas.

Si el kéfir de leche coloniza el tracto intestinal reestableciendo bacterias sanas, la flora intestinal va a poder conseguir su equilibrio dentro de su habitad y lo consiguiente aumentar los niveles de linfocitos T reguladores que se va a encargar de mediar la respuesta inmunitaria sin tener que activarse los anticuerpos. [2]

Así que el kéfir tiene un alto potencial por sus mecanismos de acción a través de los microorganismos sanos que contiene los gránulos en mejorar los síntomas de las reacciones alérgica.

¿Se puede utilizar el kéfir de leche para prevenir todo tipo de alergias?

El kéfir de leche se puede consumir para prevenir las mayorías de las enfermedades alérgicas, por su efecto inmunoregulador. Las enfermedades alérgicas siempre van a estar dada por una alteración de sistema inmune, en la mayoría de los casos con una flora intestinal disminuida o débil.

Cuando hay flora intestinal normal hay pocos linfocitos Th1 y Th2 en la mucosa y predominan los linfocitos T reguladores e inmunoglobulinas IgA, encargadas de proteger la mucosa intestinal de cualquier daño toxico. Por eso se considera importante consumir kéfir de leche para mantener esta flora intestinal fortalecida.

Otro aspecto a mencionar es que si consumimos kéfir de leche durante cualquier enfermedad alérgica estamos también protegiendo nuestro sistema digestivo. Como ya se ha descrito previamente, el sistema digestivo es el punto de partida de activación del sistema inmune entonces durante las reacciones alérgica no solamente va a haber un proceso inflamatorio de la piel o de las vías respiratoria sino también va a inflamar todo el tracto digestivo. 

Aunque existen escasos estudios en cuanto al consumo del kéfir y su uso en las alergias, las pocas evidencias existentes durante los distinto ensayos clínicos que se realizaron en humanos, describen que ciertas cepas probióticas pueden ayudar a prevenir ciertos tipos de alergias, principalmente las de tipos dermatológicas, es decir, relacionadas con la piel, como es el caso de la dermatitis o el eczema, el acné vulgar, psoriasis, heridas crónicas, dermatitis seborreica y cutáneo. [3]

En otras publicaciones comprobaron que el uso de kéfir en ratas con asma bronquial se lograron reducir la producción de eosinofilia, y por lo tanto mejoraron los síntomas de hipersecreción de moco en estos animales. [4]

En cuanto a la alergia provocada por la intoxicación alimentaria, hay más variedad de estudio de este tema en vista que la causa en este tipo de alergia es proporcionalmente directa a un desequilibrio del microbiota intestinal y la afectación del sistema inmune en reconocer a través de sus células receptoras ciertos alimentos que son incapaces de ser tolerados por el organismo. [5]

En resumen, se puede consumir kéfir de leche para ciertas enfermedades alérgicas cómo son en el eczema, dermatitis atópica, rinitis alérgica e intoxicaciones alimentarias y acné por su efecto antiinflamatorio y antialérgico, en vista que en estos casos hay mas variedad de publicaciones favorable en relación a estas enfermedades, no obstante, se requiere de una mayor experimentación en humanos para establecer conclusiones definitivas.

¿Cómo actúan los probióticos del kéfir de leche para lograr su efecto antialérgico?

Entender bien cómo funciona el kéfir en el sistema inmune, es necesario comprender como es el proceso de activación de las células sensibles durante una enfermedad alérgica.

Las inmunoglobulinas E (IgE) son las encargadas de mediar las reacciones alérgicas, reacciones de hipersensibilidad celular. Esto ocurre cuando el alérgeno es presentado a las células Th2 (linfocitos T) a través de las células presentadoras del sistema inmunitario y estas células Th2, evolucionan hasta activar las células B y por consiguiente la producción de IgE (anticuerpos), en pocas palabras son las células defensoras contra alérgenos invasores. [6]

Las inmunoglobulinas IgE liberan en la sangre otras células defensoras como son los eosinófilos, interleucinas (IL4, IL5 e IL3), histaminas y leucotrienos, y todas estas proteínas celulares pertenecientes a nuestro sistema inmune desencadenan inflamación en las vías aéreas, en la piel y en la mucosa intestinal.

El kéfir de leche tiene 3 mecanismos principales relacionados directamente en el sistema inmune como efecto inmunoregulador, antialérgico y antiinflamatorio y esto lo hace mediante dos vías: una vía local y otra sistémica. [6]

En la vía local este probiótico, su principal efecto va a estar dado por su acción antiinflamatoria: [6]

  • Disminuyendo los linfocitos T (Th2).
  • Regulando los TLR-9 que son los receptores sensoriales cuando hay presencia de algún alérgeno.
  • Disminuyendo la sensibilización celular inmune.
  • Aumentando la producción de TGF-B, un tipo de proteína que tiene función inmunosupresora y antiinflamatoria. [7]
  • Incrementando la actividad inmunoglobulina tipo A.

En la vía sistémica, su principal efecto va a estar dado por su acción protectora esto lo hace: [6]

  • Regenerando la integridad de la barrera intestinal, disminuyendo la permeabilidad del intestino para alérgenos o antígenos y promueve la secreción de moco intestinal.
  • Incrementa la producción de Inmunoglobulina A en sitios distales, con el fin de incrementar inmunidad antimicrobiana.

¿La leche del kéfir puede empeorar las alergias?

si las personas son alérgicas a los productos lácteos puede provocar la aparición de síntomas propio de la alergia, este sería una alergia de tipo alimentaria, como se explicó anteriormente, de la misma forma se activa una respuesta de hipersensibilidad por parte de las células inmunitaria, en este caso si podría aumentar los síntomas de las alergias.

Este tema tiene toda una fuente extensiva de estudios publicados por diferentes organizaciones de salud, anales de pediatrías, sociedades británicas y española de inmunología clínica en cuanto a la alergia. En estas investigaciones científicas explica que la alergia a la leche de vaca proviene por el rechazo inmunitario a las proteínas lácteas, en su frecuencia a la proteína caseína. [8]

Lo importante es que,si no tiene antecedentes previos de tener reacciones a las proteínas de la leche de la vaca, puedes consumir el kéfir de leche y no empeorar los procesos alérgicos.

El otro caso viene siendo las personas que son intolerantes a la lactosa, el kéfir podría llegar a ser útil como mejora para aumentar la tolerancia a este tipo de productos, aunque por su parte también puedes consumir la variante no láctea, es decir, el kéfir de agua. Si quieres más información al respecto, puedes consultar el artículo sobre el kéfir de leche y la intolerancia a la lactosa.

Le leche del kéfir usamos es la lactosa como fuente de azúcar, este sustrato ayuda a realizarse la fermentación de los gránulos del kéfir. En el caso del kéfir de agua puedes utilizar la azúcar común y agregársela a la preparación que su fermentación.

Y con esto damos por terminado este artículo sobre el kéfir de leche y su relación con las alergías, pero no es momento de irte, puede seguir leyendo mucho más contenido de calidad con los siguientes artículos.


[1] https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112007000500003

[2] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21535502/

[3] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31049923/

[4] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17869642/

[5] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30564985/

[6] https://www.elsevier.es/es-revista-inmunologia-322-articulo-patologias-mediadas-por-inmunoglobulina-e-S0213962612000868

[7] https://www.misistemainmune.es/inmunologia/componentes/cual-es-el-papel-del-factor-de-crecimiento-transformante-beta?newsletter

[8] https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2018/xxii02/02/n2-076-086_SantiLapena.pdf

Deja un comentario